fbpx

LA PRIMAVERA

de Sandro Botticelli

La próxima ocasión que visites Florencia, una para obligatoria será la Galería Uffizi, que alberga la la fascinante obra La Primavera del artista Sandro Botticelli. Las obras del autor fueron relativamente reconocidas durante su vida y retomaron relevancia hasta el siglo XIX y son un un referente del Arte del Renacimiento.

Alegoría de la primavera, Sandro Botticelli , ca. 1472-1480. Galería Uffizi.

La primavera es la estación más esperada del año. Cada ciclo, la primavera trae consigo la revitalización de los ecosistemas, nueva vida y, en general, una etapa de renovación generalizada.

Por toda esta riqueza, por su abundante simbolismo y esencia, este período también  ha llegado a ser un tema favorito de los artistas a lo largo de la historia. 

Quizá una de las alegorías de la temporada más famosas y escurridizas dentro de la Historia del Arte es La Primavera de Sandro Botticelli, una de las obras máximas del Arte del Renacimiento italiano, que hoy reside en Galería de los Uffizi, en Florencia.

Florence, Italy Uffizi Museum. Creative Commons Michelle Maria.

Si deseamos deleitarnos con el cuadro como una ventana a la Florencia del Quattrocento, podemos observar a detalle decenas de variedades de flores de la zona, entre las que sobresalen violetas, margaritas, nomeolvides, flor de lis, amapolas y rosas. La obra tiene referencias a la poesía y la literatura, tanto clásica como renacentista —Ovidio y Lucrecio, entre otros—; pero no nace de una historia en particular.  No se sabe con precisión cuándo Botticelli creó esta pintura, ni exactamente por qué la hizo,  aunque los estudios coinciden en que la obre fue realizada en la década de 1470 o principios de la de 1480. Pero veamos algunos datos importantes que nos pueden ayudar a conocer más de la obra y a apreciarla con mayor detalle:

En la pintura aparecen nueve figuras mitológicas, 6 femeninas y 3 masculinas, en una arboleda de  laureles y naranjos. Estos últimos ofrecen un deleite visual casi sensorial, a lo largo de la pintura, y también entablan una referencia directa a la familia de los Médici.

Es relevante recordar que Sandro Botticelli tuvo un origen humilde, su padre era un curtidor de pieles que puso al joven Sandro como aprendiz de orfebre. Pero la preferencia de Botticelli por la pintura lo llevaría a dar sus primeros pasos dentro de su carrera artística, iniciándose como aprendiz de diversos pintores del Renacimiento, tales como Antonio Pollaiuolo y Andrea del Verrochio, cuyas esculturas enfatizaban la anatomía humana de una manera que luego aparecería en el arte de Botticelli. A su vez, la influencia de Fra Filippo Lippi, se observará en en las obras de madurez del artista con figuras expresivas y tonos pálidos.

Pero regresando a los Medici, serán esta familia acaudalada y poderosa en Florencia, quienes apoyarán a acuñar la reputación de Botticelli. Los Medici pasarían a figurar en la realización de una de las primeras obras maestras de Botticelli, La adoración de los magos (1475-1476), que se encargó para el altar Gaspare di Zanobi del Lama en la iglesia de Santa Maria Novella.

El nacimiento de Venus, Sandro Botticelli, ca. 1485. Galería Uffizi.

Botticelli también será privilegiado como una estrella ascendente que se elevó junto con el reinado de Lorenzo el Magnífico, quien cultivó un círculo de élite de eruditos humanistas, mecenas del arte y banqueros. 

Hacia 1470, Botticelli estableció su propio taller y, en 1480, había alcanzado la cúspide de su carrera.

La obra de Botticelli se caracteriza por una concepción de la figura como si se viera en bajorrelieve, dibujada con contornos claros y minimizando los fuertes contrastes de luces y sombras que indicarían formas completamente modeladas. Aunque sus obras inspiradas en la mitología se encuentran entre las más conocidas de su portafolio, Botticelli completó una serie de retratos de una sola figura.

En las décadas de 1480 y 1490, a medida que los artistas del Renacimiento crecían en importancia, Botticelli produjo dos de sus obras más famosas: Primavera (ca.1480) y El nacimiento de Venus (ca. 1485). Ambos cuentan con temas mitológicos, centrándose principalmente en la poesía y la filosofía de los humanistas contemporáneos del artista.

La Primavera es una obra de gran belleza estética, de rasgos delicados, de suaves movimientos, los personajes se encuentran dibujados con limpias líneas que marcan los perfiles, el sello de identidad de las obras del artista del Quattrocento.

Se cree que La Primavera fue un encargo realizado por Lorenzo de Pierfrancesco de Medici, concocido como Il Popolano, con motivo de su boda que se llevaría a cabo en 1482  y como un regalo para su futura esposa, Semiramide Appiano. Aunque la boda fue en julio, estuvo originalmente programada para mayo, lo cual suponía que la primavera sea un tema apropiado. Incluso el nombre de la pintura, Primavera”, no fue idea de Sandro Botticelli. El nombre de la obra fue dado por el arquitecto, pintor y uno de los primeros historiadores del arte, Giorgio Vasari, quien vio y nombró a la obra unos 70 años después de su creación.

Vista de la Capilla Sixtina.

 Es interesante recordar algunos eventos posteriores en la carrera de Botticelli: en 1481, el Papa Sixto IV convocó a Botticelli y a otros destacados artistas del norte de Italia, para pintar frescos en las paredes de la afamada Capilla Sixtina. La contribución de Sandro tuvo un éxito moderado. Regresó a Florencia en donde se dedicaría a ilustrar el Infierno de Dante.

La fase final de la vida de Botticelli coincidió con un cambio en el clima político de Florencia. El último período de la carrera de Botticelli se definió por su lealtad al fraile italiano y reformador religioso Girolamo Savonarola. A medida que se profundizaba el seguimiento del artista de las enseñanzas moralistas de Savonarola y la condena de los excesos florentinos, sus obras se centraron en temas devocionales.

Botticelli murió en 1510, su reputación quedó eclipsada y su obra paso relativamente desapercibida hasta que llegó un renovado interés en el artista durante el siglo XIX.

Supuesto autorretrato del artista. Detalle de la Adoración de los Reyes Magos, Sandro Botticelli.

Sigue leyendo:

MURAL “NUEVA DEMOCRACIA”​

Facebook-f Instagram Mural “Nueva democracia” Facebook-f Instagram “Nueva Democracia” detalle, (1944-1945), David Alfaro Siqueiros y Federico Silva Federico Silva (CDMX, 1923 – 2022) fue discípulo

Read More »

SIGNIFICADOS EN LOS GRIEGOS

Facebook-f Instagram SIGNIFICADOS EN LOS GRIEGOS Facebook-f Instagram MIRÓN DE ELEUTERAS, DISCÓBOLO (COPIA ROMANA EN MÁRMOL), ca. 450 a.C. Los escultores griegos realizaban obras por

Read More »

Suscríbete al Newsletter